Iba a poner aquí el típico aviso de "Ojo, contenido revelador acerca del argumento de la película Coraline", pero sólo el título del artículo ya aporta esa información, así que pido disculpas a aquél que le haya destripado ésto (la película, de todos modos, exuda chunguismo por todos sus poros, tampoco era difícil que lo supusierais)
Nos encontramos hoy ante un villano con una gran máscara de amistad, como pueda parecerlo el ya tratado aquí Coronel Hans Landa o la también analizada Annie Wilkes. En este caso, la "otra" madre de Coraline no sólo tiende su mano y su sonrisa a la niña, sino que tiene un mundo entero listo para atraerla, siempre y cuando ella acepte una "pequeña cuestión": Coserse botones en lugar de ojos.
Hasta que el tema de los botones se expone en la película (las verdaderas intenciones del villano) todo son agasajos y magia para la joven Coraline, que fácilmente cae en un mundo de ilusión diseñado expresamente para ella; pero una vez las cartas están sobre la mesa, la otra madre se convierte en un auténtico monstruo dispuesto a cualquier cosa por obtener a su presa.

Trasladando esto a nuestras mesas de juego, podemos introducir al villano como un aliado, incluso como un personaje no jugador en los primeros compases de la aventura, haciendo que cumpla con los sueños del grupo de jugadores de un modo u otro. Llegado un punto adecuado, se les pedirá algo que no estén dispuestos a dar. Es entonces cuando el "aliado" mostrará su auténtica naturaleza, convirtiéndose en el enemigo fiero que es la "otra" madre de Coraline.
A partir de aquí ya tenemos a un enemigo corriente, un malo muy malo que hace cosas malas y todo eso. Fijémonos que lo que hace especial a este villano es el "cambio de cara", un truco que sólo nos valdrá una vez, así que tenemos que utilizarlo sabiamente para dar la sorpresa. Feliz villano.
Scribble
Hoy he estado viendo este vídeo la mar de simpático, en el que cuatro mozas utilizan la pegadiza melodía de Katy Perry California Gurls para afirmar que son geeks, gamers, freaks y todos los anglicismos que queráis para definir a las féminas jugonas (bueno, freaks no sé si lo dicen, pero el concepto se entiende). Aprovechan para salir a lo cosplay total o simulando la famosa escena de American Beauty pero con elementos del género (sables láser, comics, videojuegos) en lugar de pétalos.
Pero vamos al tema que no arranco.
Evidentemente, esto me ha llevado a pensar en la presencia (o ausencia de la misma) de mujeres en el mundo del rol. A ver, que yo hablo muy deprisa, no os echéis todas encima de mí diciendo "pues sí que hay". Llevo años jugando al rol, me ha tocado también ser relaciones públicas en jornadas, ahora llevo un blog y, bueno, uno acaba conociendo un buen puñado de chicas, pero reconoceréis todos conmigo que no es la norma.
En mi grupo de juego tuvimos una chica... durante una sesión. Teníamos 16 años y la mujer lógicamente no sobrevivió a la acumulación de chistes de mal gusto que tuvo que sufrir. No sé si al resto les ocurrió lo mismo, y la culpa es nuestra, que las espantamos con bromas sexistas y otras torpezas, o si hay algo que aleje a las titis (joder, ¿he dicho "titis"?) del mundillo. Quizás ocurre como con el softball, el fútbol o los concursos de pedos, que son terrenos tomados por los hombres de manera unilateral (se conoce algunos casos no unilaterales donde se ha preguntado "Cariño, ¿tú quieres venir al fútbol conmigo?", pero tampoco han tenido mucho éxito), en los que la presencia de chicas es bastante escasa.

¿Es esto malo? Pues sí, coño, sí. No tengo que contaros el rollo de la riqueza de la variedad y etcétera etcétera, pero lo extraño es que en el mundo de la interpretación los grupos de teatro están plagados de titis (¿volví a decir "titis"?), ¿por qué en el rol no? ¿Acaso ésto no se trataba de interpretar? Creo que definitivamente son las armas. Salvo programas de televisión americanos y alguna que otra web de gente cultivada, las mujeres y las armas no suelen combinarse mucho. Tú da a elegir entre una Desert Eagle y un libro de Paulo Coelho a un hombre y a una mujer y quédate seguro de que no se van a pegar por qué elegir. (Sí, estoy generalizando. Sí, al generalizar cometo errores)
Preo claro, no vamos a quitar las armas del rol, ¿qué nos quedaría? No soy un defensor a ultranza del saja-raja, pero si a una película de aventuras le quitamos las aventuras, nos queda Pasión de gavilanes...
Así que creo que la cosa queda en aficionar a las mujeres a las armas. Vale, quizá no es la deducción más lógica, pero no se me ocurre otra cosa... ¿Alguna chica que quiera aportar algo de luz al tema?
Scribble
PD: Para el que ande como loco buscando la página de las mozas, son un grupo real que se llama Team Unicorn y  su web es ésta.
El otro día, en el foro SPQRol alguien (palabra que no recuerdo quién) hizo un comentario sarcástico contra Mouse Guard, acerca de lo poco épico que era interpretar a un ratón cuyo mayor enemigo es un gato. No me gustan las ironías, pero el comentario me dio qué pensar. He jugado y sigo jugando muchas partidas de D&D, tanto AD&D como D&D 3.5 (espero a Dark Sun para jugar cuarta), y ciertamente los momentos que más recuerdo en cuanto al tema épico son aquellos en que nos enfrentábamos a enemigos mayores.
¿Pero no tendría que ser igual de épico, o incluso mayor, un enemigo de nivel 6 cuando el grupo tenía nivel 3? Pues sí, proporcionalmente debería serlo, pero por alguna razón nuestro cerebro no lo percibe del mismo modo. En la literatura y el cine, algo que encuentro siempre muy cercano al rol, existen muchas historias en las que "el viaje del héroe" (ver artículo relacionado) culmina con una victoria personal en un aspecto aparentemente menor: Consigue enfrentarse a su padrastro, sobreponerse a la muerte de su amigo de infancia o sacar adelante el negocio de la familia. Cosas pequeñas, pero que dentro de la historia toman una magnitud de proporciones épicas, que consigue llegar al espectador.
¿Por qué con el rol no ocurre lo mismo? Corrijo la expresión: ¿Por qué con el rol no consigo que ocurra lo mismo? Creo que uno de los problemas es el acceso que tienen los jugadores a material que debería ser exclusivo del director de juego. Si te bates el cobre con un goblin, por mucho que te haya costado no te parece gran cosa, porque sabes que las cosas realmente gordas, como la tarasca, que dejan al goblin que te acabas de cepillar a la altura del betún y claro, eso le resta "epicidad" a tu gesta.

Estoy bastante convencido de esto que digo del acceso de los jugadores a material del DM, ya que como sabéis (I y II) últimamente estoy dirigiendo partidas de D&D a un par de preadolescentes, con gran éxito de crítica y público. Quizá sea porque son sus primeros pasos en el rol y todo les parece fantástico, pero cuando una pelea con unos matones en un callejón y un encontronazo con unos trasgos en una alcantarilla les parecía lo más, aparecieron unas arañas gigantes en la misma alcantarilla. ¡Arañas gigantes!¡Uau! Y después se toparon con caballeros negros, ¡UAU! Cada encuentro que van superando les parece (y es, de hecho) más grande que el anterior, pero no dejan en ningún momento de recordar lo duro que fue para ellos acabar con los matones del primer encuentro. Puede que sea, como digo, porque son "novatos", pero a veces me dan un poco de envidia, cuando ponen los ojos como platos cada vez que "ven" un enemigo llegar, por pequeño que éste sea...
No he jugado a Mouse Guard, pero entiendo que todo lo dicho respecto al cine y las novelas se aplica sobremanera a este juego de rol, en que interpretaremos el rol de ratones. ¿Ha dicho ratones? Pues sí, ratones. Estaría encantado de que alguien que sí hubiera jugado a este juego compartiera con nosotros su visión de lo épico cuando se tienen los ojos a 5cms del suelo.
Scribble

Recuerdo con cierta nostalgia, de esa que hace que hasta lo más cutre y prescindible lo veas con cariño, el anuncio de Hero Quest que pasaron por televisión cuando yo era niño. Un mundo de fantasía al alcance de la mano de un crío que no había oído nunca hablar de los juegos de rol. Ya he dicho que la nostalgia endulza las cosas, y puede que cuando veáis el spot que he colgado más abajo penséis "pues menuda chufa", pero yo lo sigo viendo y recuerdo lo que me hizo sentir.

Hoy en día, en la sociedad de la información, donde no puedes dar un paso por la red sin verte sabedor de haber sido el visitante 999.999.999 de tal o cual web y haber ganado un Volvo o haber sido premiado en la lotería nigeriana; e incluso en las revistas la publicidad ocupa una de cada tres páginas (una proporción que a veces me frustra hasta el punto de tirar la revista a un lado), es extraño ver cómo los anuncios de rol (y juegos relacionados) se circunscriben a los medios que consultan los conversos.
Quiero decir: Si entro a la página de Wizards ya me encuentro de primeras con publicidad de la nueva ampliación de Magic, o el nuevo suplemento de D&D, pero ¡caramba! ya he entrado, ¿qué publicidad me atrajo hasta aquí? Probablemente ninguna. Y es que en Hasbro, una de las mayores jugueteras del mundo y dueña de Wizards, no hace ninguna referencia a rol, cartas o a aquello que parió una vez la mente de Gary Gygax.

Así que claro, seguimos siendo una minoría lúdica. Encontramos en televisión numerosos spots de videojuegos, recortables de madera o incluso del nuevo libro de autoayuda de Ana Rosa Quintana, pero lo más parecido que veo anunciarse respecto al rol es el Risk en tiempos de navidades, no os digo más.
Excepción: El otro día vi "El aprendiz de brujo" y me levantó una sonrisa ver dos carteles bien grandes de Magic: The Gathering, asociados a uno de los personajes. Pero vamos, en la invasión publicitaria que alguien como yo pueda recibir, pasa totalmente desapercibido (y conste que estamos hablando de Magic, que mueve unas cifras bastante majas)
No entiendo de mercadotecnia, y no quiero que se entienda ésto como crítica a las compañías. Bastante tienen ellas con capear la crisis, y gente cualificada sobrevive a estos tiempos, sólo expreso en voz alta ese deseo que tengo de volver a ver en televisión anuncios como el de Hero Quest, para que nueva sabia entre en este medio, y que el día de mañana mi hijo pueda decir que juega al rol con su padre sin que sus compañeros de cole le pongan cara rara.
Os dejo con el anuncio (en inglés, no lo encontré en castellano) de Hero Quest del que os hablaba
Scribble

Me rindo ante la evidencia, y quizás la incapacidad, de mantener mi blog como algo únicamente centrado en los juegos de rol (fruto de ello obsérvese que ya cambié la apostilla).

Hoy hablaré de algo que me suscita... no sabría describirlo con tino, porque esto de las intepretaciones se presta a inexactitud se mire por donde se mire, y más, lo mire quien lo mire; algo que me suscita pensamientos enfrentados que supongo vienen dados por el sencillo hecho de que para cada uno tiene distintas connotaciones, interpretaciones y en definitiva, que cada cual lo siente de una forma diferente. Alguno encontrará ideas que ya me ha oido decir, pero es que tanto revuelo y persistencia con ciertas cosas me han despertado las ganas de decirlo a sabiendas de la reiteración.

Antes de centrarme en el asunto en cuestión, me gustaría aclarar que no estoy alineado con ningún bando, si es que los hubiere, ni profeso compañerismos incondicionales hacia nadie de la blogesfera rolera, y que todo lo que digo lo hago únicamente en el ejercicio de mi libertad cerebral y en representación de su fruto: Mi opinión. De modo que lo aquí expuesto o lo que se puede sobreentender/desgranar de ello, se desprende de situaciones que he presenciado, que en su calidad de ejemplo, podrían ser otras.
A tenor de últimos movimientos (y no tan últimos) de los que soy testigo desde ésta mi atalaya de reciente construcción, diría que en ocasiones hay dificultades en el entendimiento que no acierto a comprender o interpretar. Envites más interesados en atacar a la persona que en contraopinar, y quizás también exceso de credulidad con respecto a esto mismo en comentarios que quizá no tenían por objeto el desprestigio de la persona o de las ideas vertidas.

Yo, desde la humildad que me permite mi subjetividad dejaré algún consejo, pues en definitiva, nos encontramos en medio de una de esas 3 cosas que nos distinguen de... (¿las piedras?); lo que que es la necesidad de relación, aspecto en el que el canal de transmisión es es indistinto (para opinar de sobre todo esto), salvo por las dificultades que pueda llegar a añadir a la comunicación misma o las distorsiones que pueda ejecutar sobre el mensaje.
Pondré un símil sencillo: Esto es como ser famoso. Un famoso está contínuamente expuesto a que los periodistas o paparazzi o lo que cojones sea, anden detrás de él incordiando. Nosotros no somos famosos, pero de alguna forma supongo que como yo, muchos vais rulando blog tras blog para leer lo que otros compañeros dicen, y en cierta medida vamos conociendo algunas cosas, como su manera de proceder, el tipo de opiniones y la manera de gritarlas, etc. Asíque de cierta forma muchos de los blogs, sobre todo los más conocidos y/o visitados, o los que generan algún artículo que atrae la atención de la gente por el motivo que sea, propician movimiento y participación en diversos temas, de forma que todos podemos opinar y conocernos.

Creo que esto es clave, pues cada cual puede rápidamente ejercer su derecho de escribir lo que quiera en el blog de cualquiera y es aquí donde parece que se producen desencuentros. Para mí la realiad es meridana: Tu blog es tu casa, una casa en la que la mayoría tenemos la puerta abierta sin reservarnos derecho de admisión (anónimos), o que incluso así, permite la entrada de mucha gente. De modo que yo creo que:
1 - En tu casa haces lo que quieras y aquien no le guste que no entre.
2 - Si tienes la puerta abierta cualquiera puede entrar y decir qué no le gusta de tí o de tu casa, pues tú lo has permitido.
3 - En el ejercicio del punto 1 tienes derecho a cerrar la puerta y que no entre nadie más para que no digan algo que no te gusta.
4 - En el ejercicio del punto 1 cualquiera tiene derecho de ir a su casa (o a casa ajena en el caso del punto 2) y decir en voz alta que tú cerraste tu puerta, y que no le parece bien.
Esta lista concatenada de acción/reacción podría seguir infinitamente y abarcar muchos otros tipos, ejemplos o manisfestaciones de este uso cruzado de legitimidad, pero creo que no es necesario y se coge la idea para lo que considero mi recomendación final:
1) O cada vez que vayas a escribir o hacer algo te planteas las posibles repercusiones, suponiendo que estas puedan no gustarte, y en base a ello te autocensuras para no recibir comentarios desagradables.

2) O aprendes a aceptar que cada cual es como es, dice lo que dice y que no hay que darle excesiva importancia o relevancia. También podemos considerar que te resbale como la mierda (perdónemese la soez), que es otra forma igualmente válida de enfrentarlo.


Personalmente creo que lo segundo es más saludable. Todos nos expresamos, todos nos entendemos y tan contentos; pero no parece tan sencillo como un mero acto de comunicación, si no que
a algunos les gusta la polémica, a otros no, a otros el ataque a hurtadillas, se producen malinterpretaciones, cruces desafortunados, y todo tipo de ideas cruzadas que con intención o no parecen molestar, doler o importunar a otros.

Sobre el porqué de esto supongo que se podrían escribir muchas líneas desgranando cada asunto y entrando en campos del saber que no son de mi incumbencia, pero rescataré dos conceptos: Opinión y Crítica.

Creo que en ocasiones confundimos estos términos. Una crítica es siempre fundamentada en base a la objetividad y (supuestamente) fruto de un análisis, que se espera, mínimamente pormenorizado. Por el contario una opinión no sólo es todo lo contrario por ser algo subjetivo, si no que no tiene porqué ser pormenorizado, ni consecuente, ni fiable, ni nada de nada. ¿Todos teníamos culo no?
Me cuesta entender pues, y asistir con cierta perplejidad, a que se confundan en ocasiones estas dos cosas. Pienso bien de la gente hasta que se me demuestra lo contrario, y no creo ver malas intenciones o intenciones ocultas en muchos comentarios, sólo quizá, un exceso de malinterpretación. ¿Por qué atacarnos unos a otros? Desconozco si existen rencillas anteriores, ecos de antiguas luchas enconadas que provocaran heridas permanentes, pero aun así, ¿de verdad es necesario sacar la espada y luchar? Quizá en ocasiones hay un exceso de acritud, o quizá es que sólo lo veo. Éste quizá también es un problema. Lo que para mí es divertido e incluso interesante, o inocuo, para otro es agresivo o está fuera de lugar. ¿Cómo reglamos esto para que nadie se sienta mal? ¿Cómo medimos las coas para que no nos llevemos al equívico sobre algo que finalmente condicione nuestra relación y nos enfrente como enemigos?

Quien más y quien menos está en esta región del espacio (del ciberespacio mejor dicho) porque tenemos algo en común. Ya seas jugador, máster, autor de blog, articulista de blog, editor, escritor...; todos estamos aquí por una misma razón, un denominador común. No creo que haya que tomarse ciertas cosas tan en serio, de manera tan personal, incluso si así lo pretendieran los que lo pretendan (si es que los hay).
Supongo que no es tan sencillo y que no hay fórmulas mágicas, pero para terminar diré algo que ya he dicho por ahí en otras partes: quien critica tu trabajo (además de la consecuente publicidad que eso le otorga) te hace un favor, pues te está ayudando a mejorar, y cuando no, al menos a reflexionar sobre ello.

:)





El equipo
Britait en Encuentros AleatoriosBritait Bulldozzzer en Encuentros AleatoriosBulldozzer
Moonesia en Encuentros AleatoriosMoonesia Phansy en Encuentros AleatoriosPhansy
René López en Encuentros AleatoriosRené López Scribble en Encuentros AleatoriosScribble
Selenio en Encuentros AleatoriosSelenio Taliesin en Encuentros AleatoriosTaliesin
Comentarios
  • Midas: !Que añoranza!Muchísimas gracias, esto es como un regalo de Navidad a finales de Septiembre, no te lo esperas,...
  • Britait: Hecho zinc. Te recordamos, fuiste uno de los blogs que nos dio apoyo durante el viral del huevo. Sientete en...
  • Zinc: Hola, me encanta esta iniciativa vuestra, os he añadido a mis blogs amigos y me gustaría que hiciérais lo mismo...
  • Bulldozzzer: Yo el mío lo tengo desprecintao aunque forrao (como muchos otros) y debo sacarlo de la estantería como...
  • Selenio: XDDDD. Yo también lo tengo fotocopiao y encuadernao (regalo de mi hermano, XD). No deja de ser interesante...
Suscríbete a EA
Contacto
Contacta con Encuentros Aleatorios
Login

Página 3 de 7012345102030...Última »